Reconectando…

 

inthewoods1

Se acaba octubre. Siguendo cuentas de instagram veo que en Suecia ya ha caido la primera nevada del año. Veo la gente abrigada, con sus bufandas y gorros. Veo preciosos matices de colores naranja y rojo en los árboles. Veo a lo lejos porque viviendo aqui en el sur de España las temperaturas no bajan más de 16 grados y el otoño , el que yo conozco, parece no llegar nunca.

Me pongo muy contenta cuando llueve , porque la luz cambia de la fuertey brusca a algo más suave y acogedor.

No me acuerdo de la época de otoño hace dos años atrás. Tal vez porque estuvimos recién llegados a Córdoba . El año pasado de un dia para otro la gente que me encontraba en la calle cambiaron de manga corta y chanclas a abrigos gordos y botas. Este año es diferente.

Este año mi cuerpo me pide pausar. Mi cuerpo y mi mente necesita bajar de velocidad. Necesito sumir en mis raices.

mano1

Nunca pensé que la necesidad va a ser tan profunda.

Los veranos aquí son muy calurosos ( +45 grados). Todo pasa rápido y ruidoso en la calle y desde tempranas horas en la mañana. Se dice que la gente de aquí viven en la calle y les encanta.

Es guapo, muy guapo. Pero si no has nacido con eso creo que en algun momento te cansará. Por eso crees que el otoño cambiará todo …pero ahg! te equivocas! …La gente sigue en la calle , nada baja de velocidad …los días están igual de largos, aunque se oscurece temprano y la vida sigue en las terrazas de los restauranes y bares, en los parques y en las calles. Y seguramente si volviera a vivir en el norte pensaría en el ambiente de las calles de Córdoba y el otoño que no llega nunca.

…pero este año es diferente.

Y cómo sé que este año es diferente?

La segunda quincena de septiembre fuimos mi pareja y yo al norte de España, a Galicia y Asturias.

image00013

Una experiencia inolvidable por varios motivos.

Todo lo que daba por hecho, el bosque fuera de mis ventanas cuando vivía en Suecia, el olor de la tierra húmeda y niebla de las mañanas. La inspiración para mis creaciones, la colorística, luz… Todas estas simples cosas que daba por hecho de repente volvieron a mi. Reconocía plantas, reconocía el rocío en mis pies. Reconocía el olor del frio por la noche, reconocía los sintomas de querer sentarme en sofá, tomarme mi té y escribir. Me acordaba a mi niñez, me acordé ahora.

Me di cuenta de la importancia de las estaciones del año. Senti la conexión con la naturaleza, lo que ella hace conmigo y por mi.

Seguramente se van a preguntar …pero y Córdoba qué ? No tiene bosque, naturaleza…No puedes sentarte en tu sofá, tomar el té y escribir?

La persona que es del sur, muchas veces toma por hecho los naranjos y las naranjas que maduran para navidad. Toma por hecho los olivos con aceitunas que tiene al lado.

…y no se trata de comparar… claro que hay bosque, plantas, rios y animales y lo aprecio mucho.

Lo que trato de expilcar es el sentimiento de volver a casa, aunque nunca hayas estado en el sitio antes.

Sentimiento que no solo viene porque en tu mente sabes que necesitabas descanso, no. Sentimiento que está conectado tanto a tu mente como a tu cuerpo.

Has sentido alguna vez al ver un prado verde que quierias revolcarte en él ?

Pues , un poco asi…

Este año reconecto con mis raices.

inthewoods3

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: